¿Podría COVID-19 dar lugar a un futuro global más verde?

futuro global más verde. 0

El coronavirus COVID-19 ha forzado a países enteros a bloquearse, ha aterrorizado a los ciudadanos de todo el mundo y ha provocado un colapso del mercado financiero. La pandemia exige una respuesta contundente e inmediata.

Pero en la gestión de la crisis, los gobiernos también deben mirar a largo plazo como un futuro global más verde. Un destacado proyecto de política con un profundo horizonte temporal es el Acuerdo Verde Europeo de la Comisión Europea, que ofrece varias formas de apoyar a las comunidades y empresas que corren mayor riesgo de sufrir la crisis actual.

COVID-19 refleja una tendencia más amplia: se avecinan más crisis planetarias. Si salimos de cada nueva crisis manteniendo el mismo modelo económico que nos trajo hasta aquí, las futuras conmociones acabarán por superar la capacidad de respuesta de los gobiernos, las instituciones financieras y los gestores de crisis de las empresas. De hecho, la «coronacrisis» ya lo ha hecho.

El Club de Roma emitió una advertencia similar en su famoso informe de 1972, The Limits to Growth, y nuevamente en Beyond the Limits, un libro de 1992 del autor principal de ese informe anterior, Donella Meadows. Como advirtió Meadows en aquel entonces, el futuro de la humanidad no se definirá por una sola emergencia sino por muchas crisis separadas pero relacionadas que se derivan de nuestra incapacidad de vivir de forma sostenible.

Al utilizar los recursos de la Tierra más rápido de lo que pueden ser restaurados, y al liberar desechos y contaminantes más rápido de lo que pueden ser absorbidos, hace tiempo que nos hemos estado preparando para el desastre.

En un planeta, todas las especies, países y cuestiones geopolíticas están en última instancia interconectadas. Estamos siendo testigos de cómo el brote de un nuevo coronavirus en China puede causar estragos en todo el mundo. Al igual que COVID-19, el cambio climático, la pérdida de biodiversidad y los colapsos financieros no respetan las fronteras nacionales o incluso físicas. Estos problemas sólo pueden ser manejados a través de la acción colectiva que comienza mucho antes de que se conviertan en crisis en toda regla.

La pandemia de coronavirus es una llamada de atención para dejar de exceder los límites del planeta. Después de todo, la deforestación, la pérdida de biodiversidad y el cambio climático hacen que las pandemias sean más probables. La deforestación acerca a los animales salvajes a las poblaciones humanas, aumentando la probabilidad de que los virus zoonóticos como el SARS-CoV-2 den el salto entre especies. Asimismo, el Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático advierte que el calentamiento global probablemente acelerará la aparición de nuevos virus.

Los gobiernos que logran contener las epidemias siguen todos tácitamente el mismo mantra: «Sigue la ciencia y prepárate para el futuro». Pero podemos hacerlo mucho mejor. En lugar de simplemente reaccionar a los desastres, podemos utilizar la ciencia para diseñar economías que mitiguen las amenazas del cambio climático, la pérdida de biodiversidad y las pandemias. Debemos empezar a invertir en lo que importa, sentando las bases de una economía verde y circular que esté anclada en soluciones basadas en la naturaleza y orientadas al bien público.

La crisis de COVID-19 nos muestra que es posible hacer cambios transformadores de la noche a la mañana. De repente hemos entrado en un mundo diferente con una economía diferente. Los gobiernos se apresuran a proteger a sus ciudadanos médica y económicamente a corto plazo. Pero también hay un fuerte argumento comercial para usar esta crisis para introducir un cambio sistémico global.

Por ejemplo, no hay ninguna buena razón para no eliminar los combustibles fósiles y desplegar tecnologías de energía renovable, la mayoría de las cuales están ahora disponibles a nivel mundial y ya son más baratas que los combustibles fósiles en muchos casos. . Con la reciente caída de los precios del petróleo, los subsidios perversos a los combustibles fósiles pueden y deben ser eliminados, como el G7 y muchos países europeos se han comprometido a hacer para 2025.

El paso de la agricultura industrial a la agricultura regenerativa también es factible de inmediato, y nos permitiría secuestrar carbono en el suelo a un ritmo suficiente para invertir la crisis climática. Además, al hacerlo se obtendrían beneficios, se aumentaría la capacidad de recuperación económica y ambiental, se crearían empleos y se mejoraría el bienestar de las comunidades rurales y urbanas.

La agricultura regenerativa ocupa un lugar destacado en muchos de los nuevos modelos económicos que están explorando actualmente los gobiernos municipales de todo el mundo, todos los cuales se basan en el principio de vivir dentro de nuestros límites planetarios. Como uno de nosotros (Raworth) argumenta al avanzar su idea de la «Economía de la rosquilla», el objetivo debería ser crear un «espacio operativo seguro y justo para toda la humanidad». En otras palabras, debemos trabajar dentro de los límites naturales del planeta (el límite exterior de la rosquilla) y al mismo tiempo asegurarnos de que las comunidades marginadas no se queden atrás (en el agujero de la rosquilla).

Para los encargados de la formulación de políticas que respondan a la crisis actual, el objetivo debería ser apoyar los medios de vida de los ciudadanos invirtiendo en energía renovable en lugar de combustibles fósiles. Ahora es el momento de empezar a reorientar los 5,2 billones de dólares gastados en subsidios a los combustibles fósiles cada año hacia la infraestructura verde, la reforestación y las inversiones en una economía más circular, compartida, regenerativa y con bajas emisiones de carbono.

Los humanos son resistentes y emprendedores. Somos perfectamente capaces de empezar de nuevo. Si aprendemos de nuestros fallos, podemos construir un futuro más brillante que el que nos espera actualmente. Aprovechemos este momento de agitación como una oportunidad para empezar a invertir en la resistencia, la prosperidad compartida, el bienestar y la salud del planeta. Hace tiempo que hemos superado nuestros límites naturales; es hora de probar algo nuevo.

Deja un comentario

145945

Marketing digital con profesionales

Elaborar un plan estratégico para tu negocio no es una tarea sencilla, son muchos los aspectos que se deben tener en cuenta, máxime dentro de tu página web. Es decir,

138051

Descubre los mejores servicios para optimizar tu empresa

Hoy día cuentas con una gran variedad de servicios que resultan de gran utilidad para tu empresa. Ya sea que quieras formarte para adquirir nuevas habilidades, climatizar tus espacios de

147915

¿Qué es y cómo invertir online con el bróker IQ Option?

En un momento en el que la inversión está más en auge que nunca, para sacar rentabilidad a los ahorros, han aparecido múltiples formas innovadoras para invertir de forma online,